Acciones complementarias

En esta sección trataremos otro tipo fundamental de acción:

Apelaciones a autoridades «superiores» Apelar a las autoridades «superiores»

Cuando hayan agotado todas las tácticas pueden recurrir a las autoridades superiores.

Una de estas autoridades es el Defensor del Pueblo. Su trabajo es investigar las quejas referidas a una mala administración o una injusticia de las autoridades públicas.

Sólo se pueden quejar de la manera en que procede la administración pero no sobre los pros y los contras de una determinada decisión. El Defensor del Pueblo sólo puede estudiar un caso si la administración ha tenido antes la oportunidad de investigar sobre el tema y no lo ha hecho. Por esta razón, las quejas al Defensor del Pueblo son una táctica muy marginal.

La opción de recurrir a otras instancias dependerá del tipo de queja y de a quién va dirigida.

En algunos casos, se puede apelar a los tribunales; por ejemplo, si piensan que una institución está actuando fuera de la ley. Este tipo de recurso requiere, normalmente, muchos preparativos y, sobre todo en el caso de los tribunales, mucho tiempo y dinero.

Siguiente →